espacio-en-blanco-001El espacio vacío (también conocido como espacio negativo o espacio en blanco) es un concepto sumamente sencillo, sin embargo es el más complicado en su aplicación. Cuando la gente está diseñando un documento o una presentación siente la necesidad de llenar todos los espacios vacíos. Uno de los errores más grandes que cometen los hombres y mujeres de negocios es tratar de llenar cada centímetro del documento o diapositiva con texto, gráficas, clip art y el omnipresente logotipo institucional.

El espacio en blanco implica elegancia y claridad. Esto no sólo aplica al diseño gráfico sino también en el diseño de interiores. Las tiendas de calidad superior están diseñadas para crear la mayor cantidad de espacio abierto posible. El espacio vacío comunica un sentimiento de alta calidad, sofisticación e importancia.

El espacio vacío tiene un propósito.  Es común que aquéllos principiantes en el  diseño sólo vean los elementos positivos, como el texto y las gráficas, sin ver el espacio en blanco que hace al diseño más contundente. Es el espacio vacío el que le da “aire” al diseño y deja que los elementos “respiren”.

De ser cierto que el espacio en blanco donde no hay nada, es espacio desperdiciado,  entonces tiene sentido el tratar de llenarlo, sin embargo, el espacio en blanco no significa que  es “nada”, sino que es un “algo” muy importante que brinda poder a los pocos elementos en la diapositiva.

Entre más elementos se incluyan en una diapositiva, más se diluyen en forma individual.