Archivos para el mes de: octubre, 2013

0efd5b0b047e1f5bd091940c7d21eabb_XLA todos nos ha pasado. Nos sentamos frente a la computadora con la pantalla en blanco sin saber como iniciar nuestra presentación. Para empezar, no deberíamos estar frente a la computadora si no tenemos claro el tema y la estructura de nuestra presentación. Pero suponiendo que nos brincamos los pasos de planeación y elaboración de la estructura, aquí  te presento 5 maneras para abrir una presentación  y cautives la atención de la audiencia desde el inicio.

1 . Utiliza el silencio.

La mayoría de la gente no puede hacer esto con facilidad. Pero si te quieres sentir como una estrella de rock en tu próxima presentación, opta por el silencio. Di unas cuantas palabras y guarda silencio.  Dí otras cuantas palabras y vuelve a guardar silencio. Esta una manera rápida y fácil de llamar la atención de la audiencia. Sólo asegúrate de que puedes mantener la compostura.

2 . Señala hacia el futuro o hacia el pasado.

Tengo dos  ejemplos sencillos para ti:

-Futuro: “En 30 años, el trabajo como lo conocemos ahora no existirá.”

– Pasado: “En 1970, la mayoría de la gente que ingresaba a una empresa pensaba quedarse en ella el resto de su carrera laboral. Hoy eso ya no es una realidad.”

Hablando del futuro o del pasado siempre llama nuestra atención ya que desafortunadamente, es donde viven nuestros corazones.

3 . Citar a alguien.

Otra forma fácil de iniciar una presentación es simplemente citar a alguien. Recuerda al último presentador que inició su presentación  aludiendo a  Albert Einstein o a Napoleón. Una cita te da credibilidad instantánea.

4 . Compartir algo extraordinario.

Sabían que el colibrí mueve sus alas 90 veces por segundo, esto es 5,400 veces por minuto. Además es la única ave que puede volar hacia atrás. ¿Mi vida va a mejorar porque sé cuántas veces mueve las alas colibrí en un minuto? No. ¿Es interesante y me llama la atención? Sí.

5 . Contar una historia.

Hay algo sorprendente de las historias: Si la presentación se basa únicamente en datos y estadísticas, tu público va a reaccionar en una de dos maneras: 1 ) de acuerdo o 2 ) no están de acuerdo. Sin embargo, si cuentas una historia, el público participará contigo. ¿Todavía no estás convencido? Es sabido que las historias aumentan el nivel de retención en tu audiencia en un 26%.

Te invito a que experimentes, intenta algo nuevo. Sal de tu zona de confort. Notarás resultados sorprendentes al tratar cualquiera de estas técnicas.

00000795_mediumUna de las grandes bondades que tiene PowerPoint es la facilidad de uso. Prácticamente cualquier persona puede abrir el programa y éste, prácticamente te lleva de la mano para crear una presentación. Por esta razón, mucha gente siente que puede crear una presentación sin tomar en cuenta, que elaborar una presentación efectiva requiere mucho mas que usar PowerPoint.

Para crear una presentación efectiva uno debe detenerse y pensar en el mensaje quiere transmitir, cuál es la relevancia del mensaje, analizar a la audiencia para elaborar un mensaje claro y que sea entendido fácilmente por ésta, seleccionar las imágenes que complementen el mensaje, diseñar la presentación en PowerPoint u otra herramienta que se utilice, y finalmente, practicar por lo menos 7 veces antes de presentar para obtener la fluidez necesaria.

Como puedes ver, hacer una presentación no es tan fácil. Aún así hay quienes piensan que  saber utilizar PowerPoint es sinónimo a dar una buena presentación. Esto esta tan absurdo como pensar que  saber tocar las teclas de un piano es saber tocar como Chopin.

clue-eyecontactImagina que estás platicando con una persona que te atrae. Es probable que toda tu atención se centre en ella, ya que quieres registrar cada reacción que tiene ante lo que dices, para así medir las posibilidades que tiene de prosperar esa relación.  De igual manera, cuando presentas, tu atención debe estar centrada en la audiencia para ver las probabilidades que tienes de generar una conexión con ella.

Un monitor ubicado frente a ti, te ayuda a ver que es lo que se está proyectando sin la necesidad de voltear a ver la pantalla. Esto no sólo te sirve como una guía  en tu presentación sino que adicionalmente te permite mantener el importante contacto visual con tu audiencia. Hay quienes no ven esto como una gran ventaja ya que solo se limitan a transmitir la información y no se percatan si los asistentes los están comprendiendo o no. Sin embargo la facilidad de mantener la atención en tu audiencia te servirá como un termómetro de como va tu charla. Considerando lo anterior,  podrás hacer los ajustes necesarios dependiendo de lo que veas y percibas en tu audiencia. De igual manera podrás identificar a los miembros de la audiencia y su actitud con respecto a lo que estás diciendo. Por ejemplo si estás tratando de vender un proyecto y te das cuenta que hay cierta resistencia, puedes ahondar en el tema para tratar de convencer a los asistentes o bien saltar ese punto y ahondar en uno que tenga mayor aceptación . Esto no será posible si estás leyendo tus diapositivas dando la espalda a tu audiencia.

Recuerda, nos gusta que nos digan las cosas de frente.

SpotlightComúnmente tan pronto inicia un ponente su presentación, alguien comenta “¡Apaguen las luces por favor!”.  En ese momento el cuarto se obscurece con la excepción de la luz del proyector reflejada en la pantalla. ¿Y el ponente? Probablemente se encuentra por ahí ya que se escucha su voz.

Si quieres que tu presentación sea más efectiva, deja las luces prendidas. Aunque estés usando diapositivas, entre más luz tengas, mejor resultado tendrás. Recuerda que estás tratando de conectar, de contar una historia o de vender un proyecto. Es difícil  exponer una idea cuando la audiencia no te puede ver,  ellos no están ahí para escuchar la narración de las diapositivas, están ahí para escucharte, para involucrarse contigo y con el tema presentado. Si la audiencia no te puede ver, se distraerá fácilmente.

De acuerdo a estudios realizados por el antropólogo Chris Knight, la audiencia debe experimentar el “lenguaje verbal”, el cual cuenta con el 7% de la comunicación,  así como el “lenguaje visual” calculado con el 93% restante. Entonces, tratar de convencer a una audiencia sin tomar en cuenta este 93% sería como querer vender un producto y mostrar solamente parte del empaque. En las salas de junta es común que se apaguen las luces al inicio de una presentación y generalmente el ponente se sienta al fondo de la sala  para operar la computadora mientras la audiencia ve la pantalla,  mientras que este narra las diapositivas. Esta práctica es tan usual que se considera “normal”. Puede que sea así, desafortunadamente no es efectiva. La audiencia va a asimilar mejor el mensaje cuando pueda escuchar y ver al ponente.

Si quieres presentar de una manera mas efectiva, deja la luz encendida y ubícate el lugar dónde la mayor parte de la audiencia te pueda ver y escuchar.

mzl.cpqfbska.1024x1024-65Así como los productos para niños están diseñados con el fin en mente de preservar la seguridad del usuario;  o unas tijeras están diseñadas con el fin de que sean funcionales; de igual manera las presentaciones memorables se deben diseñar con un fin específico en mente. El fin puede ser que te compren un producto, que te contraten, que te autoricen un proyecto o que te den un aumento salarial. Muchas empresas hacen uso de la misma presentación para todo tipo de foros. Lamentablemente no existe una presentación multiusos que sea efectiva, aunque puedes emplearla  esto no quiere decir que vaya a funcionar. Una presentación debe ser usada para persuadir a la audiencia a tomar la decisión correcta que beneficie a todos los involucrados. De tal forma que una presentación no debe ser utilizada para fines que no son éticos, ni para para manipular a una audiencia a realizar algo de lo cual no esta convencida. La ética también aplica en las presentaciones. No se trata de maquillar números, de mostrar elementos falsos o  testimonios que no son verídicos. Si tienes un buen producto o servicio, es imprescindible  que saques todo el provecho que te brindan las presentaciones. Si vas a usar las presentaciones para engañar o confundir, mejor dedica ese tiempo a mejorar tu producto o servicio para que en un futuro puedan ser de beneficio para quienes hagan uso de ellos.

Haz uso de las presentaciones siempre pensando en el beneficio de las partes involucradas. Sé asertivo y sé convincente.