Para crear una estructura lógica y con sentido, considera cuidadosamente los siguientes elementos:

Punto principal.Uno de los principales errores de los presentadores principiantes es tratar dos, tres o mas ideas principales. Concéntrate en sólo una idea principal. Esta idea dará forma al diseño y contenido que se usará en tu presentación. Comprométete con tu idea principal en todo lo que digas, muestres o hagas.

Beneficios. Mientras consideras la estructura de tu presentación, determina los beneficios del contenido desde el punto de vista del oyente. Típicamente los participantes responden mejor si combinas beneficios de negocio con beneficios emocionales. Cada vez que vinculas un beneficio de negocio con uno que evoca una emoción positiva, como una promoción, mejora en la apariencia personal, dinero, eficiencia, libertad, confianza en uno mismo, salud o ahorro de tiempo, tendrás la atención de los participantes. El lado emocional de cualquier beneficio a menudo es mas importante porque días después de tu presentación, la gente no recordará exactamente que dijiste, pero si recordará como la hiciste sentir.

Datos de apoyo. Investiga el tema y asegúrate de tener los hechos, cifras y antecedentes para apoyar tu caso. Usa solo la información que apoya tu punto principal.

Historias. La gente se acuerda mas de las historias que de los hechos. Usa tus propias historias cuando sea posible en lugar de contar las de alguien mas. Cuando usas historias de alguien mas te expones a que ya hayan sido escuchadas por tu audiencia. Cuando son tuyas aumentas las posibilidades de mantenerte único y original.